“El sobrepeso y la obesidad son los mayores problemas nutricionales de los salteños”

“El sobrepeso y la obesidad son los mayores problemas nutricionales de los salteños”

En el país, seis de cada diez adultos tienen sobrepeso u obesidad, mientras que en la población escolar uno de cada tres niños y adolescentes están en la misma condición, de acuerdo a datos del Ministerio de Salud de la Nación.
Salta no escapa a esa problemática. La última encuesta de factores de riesgo para enfermedades no transmisibles, que elaboró el Indec en 2013, arrojó valores casi idénticos en la provincia.
Para la presidenta del Colegio de Graduados en Nutrición de la Provincia, María Isabel Loza de Chávez, los casos de sobrepeso y obesidad aumentaron en los últimos años entre los salteños, sobre todo en la población infantil.
“Ahora hay más chicos que padecen esas situaciones”, dijo la profesional, quien el 9 de junio pasado asumió su tercer mandato consecutivo al frente del Colegio y fue decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Salta.
En diálogo con El Tribuno, Loza de Chávez también habló sobre una reciente polémica que se desató tras declaraciones de Abel Albino, fundador de Conin (Cooperadora para la Nutrición Infantil), en una entrevista con un medio nacional. El médico referente en la lucha contra la desnutrición sostuvo que para eliminar ese flagelo cada niño debe recibir “desde el momento de su nacimiento en adelante una caja de leche por mes”.
Esas afirmaciones fueron repudiadas por la Sociedad Argentina de Pediatría mediante un comunicado, al cual adhirió el Colegio de Graduados de Nutrición salteño.

¿Por qué criticaron a Albino?
Decir que con una caja de leche por mes se puede eliminar la desnutrición es como que se estaría en detrimento de la lactancia materna. Tanto la Sociedad Argentina de Pediatría como los organismos internacionales de Salud están a favor de la lactancia materna por todos los beneficios que tiene para el niño, para su buen crecimiento y desarrollo.

¿El repudio es solo por la declaración puntual de Albino o existen otros cuestionamientos sobre el plan que desarrolla desde Conin?

Sobre los centros Conin también conocemos algunas cosas que, indudablemente, no se están cumpliendo. Creo que hay otras prioridades en el sentido de prevención y promoción que tienen que ir aggiornadas a la asistencia alimentaria, pero también a otros problemas de saneamiento ambiental, como es la falta de agua potable. Por ejemplo, lo que se dijo de dar un kilo de leche en polvo por mes, si a un niño recién nacido hasta los seis meses les das leche en polvo en una zona donde no tienen agua potable sería un gran riesgo. Los casos de diarrea y problemas infecciosos también tienen que ver con la falta de agua segura. No se trata solamente de un problema nutricional, sino multifactorial, donde nos tenemos que unir todos, es un problema de política de Estado.

Desde el Gobierno se tiene como referencia el método del doctor Albino para combatir el problema nutricional, ¿también existe algún acercamiento en el mismo sentido desde el Ejecutivo a instituciones como la que usted preside?
Nos hemos acercado nosotros y me siento contenta y agradecida porque nos han escuchado todas las preocupaciones que tenemos. Por supuesto, aún hay mucho para hablar y tenemos más que aportar.

¿Entre las madres salteñas, hay conciencia a nivel general sobre la importancia de la lactancia?
Dado las campañas que existen, tanto de parte nuestra como de otros sectores de salud, creo que las mamás tienen internalizados los beneficios de la lactancia materna. La parte afectiva que se crea entre la madre y el niño es algo que no lo puede dar un biberón de leche.

En las poblaciones más vulnerables, como las comunidades indígenas del norte salteño, se presenta el problema de la malnutrición de las madres, ¿eso cómo afecta a sus bebés?

Por eso también tenemos que preocuparnos por alimentar a esas madres, pero también hay que concientizarlas de que ellas tienen que dar de mamar, porque la composición que tiene la leche materna no va a cambiar.

¿Y cómo ve los programas estatales que se implementaron en ese sentido?

Estamos trabajando con el Ministerio de Asuntos Indígenas de la Provincia, con el cual hemos establecido un convenio para aplicar políticas sociales y alimentarias. En su momento, a través de la Secretaría de Nutrición, nosotros hicimos un diagnóstico de la población de Salta, en el cual se pudo ver que en el norte provincial están los grupos más vulnerables en los cuales se deben implementar políticas alimentarias. Tenemos que ahondar también en las capacitaciones, porque la importancia de la lactancia materna no tiene que ver con estratos sociales y económicos, tiene que ver con el conocimiento y el hecho de cómo se liga una madre con el hijo a través de la lactancia. El vínculo que se crea entre la madre y el niño es muy importante.

¿Cuál es el mayor problema nu tricional que se observa en la población salteña?
Están los dos casos de malnutrición en este momento que pueden ser evitables a través de la capacitación y educación de la población. Hay que hablar de malnutrición, tanto por déficit como por exceso. Por déficit, sería la desnutrición y por exceso, el sobrepeso y la obesidad.

¿Cuál tiene mayor incidencia?

El sobrepeso y la obesidad. Ahora hay más chicos que padecen esas situaciones. Hay más chicos con diabetes, con colesterol alto y adolescentes con triglicéridos altos, etcétera. Al hablar de nutrición no solamente podemos referirnos a la desnutrición, tenemos que hablar de malnutrición, porque en este momento lo que está pasando es que un gran porcentaje de la población de niños y adolescentes está con sobrepeso y obesidad y esto no tiene que ver con las situaciones económicas de las familias, se da en todos lo ámbitos. Hay muchos casos de familias con escasos recursos que padecen esos flagelos.

¿Cuáles son las causas que hicieron que aumente la obesidad infantil?

No existe una cultura de alimentación saludable, generalmente los chicos van a la comida rápida, los padres trabajan todo el día y suelen darles a sus hijos, por ejemplo, fiambres en exceso como así también mucho pan y golosinas. A la gran mayoría de los chicos no les gusta comer verduras y frutas.

Tampoco existen muchas ofertas de alimentos saludables para los chicos…
En eso estamos trabajando, hay comisiones interdiciplinarias en la parte de nutrición para avanzar sobre los kioscos saludables en las escuelas. Lo que se trata de implementar también es que en el programa de las escuelas primarias se brinde la materia de alimentación, porque el principal agente de cambio en la familia son los chicos. En la escuela es el momento en el que se pueden cambiar los hábitos o costumbres alimentarias que no son las adecuadas. En una persona adulta es muy difícil implementar esos cambios.

El gran consumo de gaseosas azucaradas es uno de los factores principales que inciden en el sobrepeso de los niños y adolescentes. La lucha contra las gigantescas estructuras propagandísticas de esas bebidas es desproporcionada…

Seguro, pero tenemos que seguir insistiendo y aunque sea aportar nuestro granito de arena en capacitar y en la educación en la que, además, deben intervenir los medios de comunicación. Las gaseosas tienen muchos contenidos en azúcares y otros ingredientes como la cafeína que a los chicos también les afecta al igual que a la población adulta, que también tiene como uno de los factores de sobrepeso y obesidad el consumo de gaseosas. Todo lo que sea en exceso nunca es bueno.

http://www.eltribuno.info/salta/nota/2017-7-13-22-57-0–el-sobrepeso-y-la-obesidad-son-los-mayores-problemas-nutricionales-de-los-saltenos

Entrevista El Tribuno de Salta, Fecha 14/07/17:

http://www.eltribuno.info/salta/nota/2017-7-13-22-57-0–el-sobrepeso-y-la-obesidad-son-los-mayores-problemas-nutricionales-de-los-saltenos